Fuente de la Mota. Materiales arqueológicos destacados

ÁNFORA

Vasija ibérica de borde entrante, hombro suave, cuerpo cilíndrico y base plana. En el hombro presenta dos pequeñas asas afrontadas de sección de cinta. Este recipiente fue realizado para almacenar líquidos (agua, cerveza, aceite, vino, etc.), o sólidos (bellotas, trigo, cebada, yeros, guisantes, harina, etc.).

El ánfora puede ser vista en una de las vitrinas del Museo de Cuenca.


TONEL O TONELETE

Vasija ibérica de borde recto y cuello acampanado, cóncavo al interior, cuerpo cilíndrico de desarrollo horizontal. En la parte superior del cuerpo, y a cada lado de la boca hay dos asas de sección circular. En el centro de la parte de la parte inferior presenta una perforación con pitorro vertedor. Recipiente seguramente destinado a contener líquido, que solían estar colgado de dos cuerdas de una viga del techo de la casa.

El tonelete puede ser visto en una de las vitrinas del Museo de Cuenca.


AGUJA DE HUESO

Singular aguja ibérica tallada en hueso, su cabeza representa a un lobo sentado. Pudo ser utilizada para sujetar el peinado, ya que en su superficie no se aprecian desgastes ni pulimentos debidos al uso como útil de costura.

Esta pieza está depositada en el Museo de Cuenca pero no expuesta al público.


URNA CON DECORACIÓN PINTADA

Una de las piezas ibéricas más importantes recuperada en las excavaciones arqueológicas es una urna de borde exvasado, pequeño cuello cilíndrico que termina en un baquetón con impresiones oblicuas, cuerpo globular bitroncocónico, base rehundida con umbo. Presenta cuatro asas afrontadas, dos de ellas son  grandes de tipo cinta y recuerdan un capitel con roleos que parten desde el borde hasta el cuerpo de la vasija, y las otras dos son muy pequeñas, geminadas y con sección circular, que parte del referido baquetón. Presenta una decoración pintada en color vinoso con motivos geométricos. Seis grupos de bandas horizontales, que, en la mitad superior del cuerpo enmarcan, de arriba hacia abajo, cuartos de círculos contrapuestos, semicírculos concéntricos hacia abajo separados por grupos de rizos verticales por debajo una banda cuartos de círculos concéntricos, un friso de semicírculos concéntricos hacia abajo, y otros friso de semicírculos concéntricos hacia abajo separados por grupos de rizos verticales. La vasija apareció completa siendo fracturada en una exposición temporal de cara al público. La piza está fracturada, pegada, reintegrada e incompleta.

Esta pieza está depositada en el Museo de Cuenca, pero no está expuesta al público.


CUENCO DECORADO

Pequeño cuenco de borde entrante, con una compleja decoración pintada en el interior, con color vinoso y con motivos geométricos.

Esta pieza está depositada en el Museo de Cuenca, pero no está expuesta al público.


PLATO CON INSCRIPCIÓN

Pequeño plato ibérico de bode saliente, con restos de decoración pintada, de color vinoso, en el interior. Presenta un grafito en el interior y junto al borde.

M. Sierra (1981, 313-316) lee levan, mientras que J. Velaza (1991, 403) lee lsban o lkiban. Por su parte, L. Silgo (1994, 200) lee sólo lsban. Para E. Luján (2013, 115; 133, M1) el grafito es ilegible, pero lo considera una marca de alfarero o de propiedad. Para J. Ferré los dos únicos signos legibles son los dos últimos, por lo que, en caso de interpretarse en escritura ibérica nororiental, la lectura debería ser ++ban, y aún así, plantea que no se debería descartar que fuese una marca sin sentido epigráfico.


Para saber más:

  • SIERRA DELAGE, M. (1981): “Grafito ibérico en un poblado de la Submeseta Sur”. En  La baja época de la cultura ibérica. Actas de la mesa redonda celebrada en conmemoración del décimo aniversario de la Asociación Española de Amigos de la Arqueología (Madrid, 1979). Asociación Española de Amigos de la Arqueología. Madrid: 313-316.
  • VELAZA FRÍAS, J. (1991): Léxico de inscripciones ibéricas (1976-1989). Barcelona.
  • VELAZA FRÍAS, J. (1992): “Sobre el esgrafiado ibérico de Barchín del Hoyo”. Estudios de Arqueología Ibérica y Romana: Homenaje a Enrique Pla Ballester, Valencia. 1992: 345-346.
  • SILGO GAUCHE, L. (1994): Léxico ibérico. ELEA 1. Valencia.
  • LUJÁN, E. (2013): “La situación lingüística de la Meseta Sur en la Antigüedad”.  En X. Ballester; F. Beltrán; F.J., Fernández; C., Jordán y J Siles (eds.): Acta Palaeohispanica XI. Actas del XI Coloquio internacional de Lenguas y Culturas Prerromanas de la Península Ibérica (València, 24-27/10/2012) [= PalHis 13]. Institución “Fernando el Católico” / Acadèmia Valenciana de la Llengua. Zaragoza, 103-136.

El plato puede verse en una de las vitrinas del Museo de Cuenca.


“DEFIXIO” O MALDICIÓN

En el interior de la ciudad, junto a una estructura interpretada como horno metalúrgico, realizada con el derrumbe de una pared de adobes, sobre zócalo de piedra, que conforma una de las fachadas de la calle principal, J. Armero descubrió, durante las excavaciones de1986, una pieza romana de metal con inscripciones.

Se trata de una “defixio” o maldición, datada entre el años 25 a.C y el 25 d.C. realizada en un disco de plomo de pequeño diámetro y escaso grosor. Presenta dos inscripciones en espiral, una en cada cara, una en latín y otra en griego.

Traducción del texto en griego: "Por mí y por los míos a los (dioses) del Hades doy, entrego a Nicias y a TIme y los demás a los que justamente maldije".

Traducción del texto en latín: "Por mí, por los míos (entrego) maldecidos (y) ligados a los (dioses) infernales, maldecidos (y) ligados a los (dioses) infernales a Time y Nicias y a los que demás a los que con razón maldije antes. por mí, por los míos, a Time, a Nicias, a Nician".

La maldición puede verse en una de las vitrinas del Museo de Cuenca.

Para saber más:

CURBERA, J.B.; SIERRA DELAGE, M. y VELÁZQUEZ, I. (1999): “A bilingual curse tablet from Barchín del Hoyo (Cuenca, Spain)”. Zeitschrift für Papyrologie und Epigraphik, 125: 279-283.