Fuente de la Mota. Descubrimiento en el siglo XX

En 1972, D. Francisco Porras López, vecino de Barchín del Hoyo y propietario de la Plaza de Moros tras la concentración parcelaria realizada en el municipio, comenta a D. Joswaldo Gómez Ocaña, maestro de la localidad, su curiosidad por saber quién pone en su parcela tantas “cucas” (fragmentos de cerámica), que encuentra al arar, pues no le parece normal la existencia de tantos restos cerámicos.

D. Joswaldo está dispuesto a resolver ese enigma  en compañía de los alumnos más mayores, de los treinta que hay en su escuela. Visitan ese y otros parajes, y ante el continuo hallazgo de restos romanos e ibéricos, es animado a participar en el concurso “Misión Rescate” (promovido por Televisión Española, Redio Nacional y el Ministerio de Educación), e inscribe al Colegio de Barchín del Hoyo en el mismo. Así, descubren los restos arqueológicos existentes por el entorno de la fuente de La Mota, La Plaza de Moros, La Corbetera y en otros lugares del municipio.

Su labor es premiada en junio de 1973 con una mención de honor en la VII Campaña de Misión Rescate, que conllevó una medalla y una dotación económica para el maestro y cada alumno en libretas de ahorro de la Caja Postal -5.000 y 250 pesetas respectivamente-. Televisión Española se desplazó hasta Barchín del Hoyo para filmar la entrega del premio, y algunos de los edificios históricos de la localidad, emitiendo dicha grabación posteriormente.

Dos años después, en 1975, comenzarán las excavaciones arqueológicas que permitirán conocer el periodo prerromano de la provincia de Cuenca, tan desconocido hasta entonces.


Joswaldo Gómez Ocaña, maestro de Barchín del Hoyo.

Medalla del premio de Misión Rescate.

Página del diario ABC, del 30 de junio de 1973, en el que se menciona el premio honorífico de Misión Rescate concedido al Colegio de Barchín del Hoyo.